Ciencias Sociales y Humanas

19 de mayo de 2021

La diversificación del turismo en el centro de Bogotá: El Caso del Turismo comunitario en el barrio Belén.

Esta investigación, se centra en el interés de los residentes del barrio Belén por convertirse en atractivo turístico, desde el trabajo de Casa B con el Círculo de Mujeres, impulsando proyectos que busquen la integración de los habitantes sobre el turismo y la gastronomía (donde se rescaten saberes ancestrales y donde se compartan conocimientos semejantes), con el fin de crear al interior de “Casa B” un espacio en donde las mujeres puedan tener un intercambio de saberes a través de la cocina, impulsando la integración de los habitantes que deseen participar de este espacio y de turistas, esto con el único fin de que permita el auto sostenimiento socioeconómico de la propuesta, y mostrar las tradiciones que posee el barrio Belén. Muchos de los residentes, recalcan que es importante que los turistas también visiten el barrio Belén, puesto que esto ayuda a impulsar la economía local, se impulsa el reconocimiento de aquellas labores de carpintería y restauración (oficio tradicional), y no solo que el turista y el visitante recorran la Candelaria turística, un lugar de casas coloridas y de grandes monumentos, sino de otros barrios cercanos que esperan al turista y al visitante con los brazos abiertos. De acuerdo a los hallazgos de la investigación, existe una divergencia entre el ejercicio del turismo comunitario en el barrio Belén y el turismo que se realiza en el centro histórico (barrio Las Aguas y La Concordia), donde se debe establecer como principal diferencia que el turismo comunitario tiene como objetivo el trabajo con la comunidad no el trabajo individual, donde se obtenga los recursos necesarios para financiar los diferentes proyectos de turismo comunitario, que se quieren desarrollar en el barrio Belén y otra que es el turismo, que se realiza en el centro histórico, el cual tiene como objetivo brindar una experiencia placentera al turista, desde los lugares de ocio, la arquitectura representativa del territorio o desde sus monumentos, donde se obtenga el mayor goce de los viajeros en su estadía en Bogotá. Desde mi experiencia investigativa desarrollada en Casa B, puedo decir que los proyectos y actividades que se realizan en la organización fortalecen los vínculos comunitarios de un barrio que es estigmatizado; protegen y velan por los derechos de los niños, niñas y adolescentes que asisten a la casa y de todos los líderes de los proyectos que trabajan desde y por la comunidad en busca de su propio desarrollo. Además de las actividades culturales e interinstitucionales, que permiten ampliar la oferta de servicios encaminados a la comunidad. Lo cual me llama mucho la atención también como trabajadora social interesada en estos procesos comunitarios. En efecto, a través de la observación y análisis de esta experiencia de turismo comunitario en Belén, constaté y valoré como el principal objetivo de cualquier proceso comunitario es la búsqueda del bienestar social, la adecuada utilización de los recursos, siempre dando la prioridad a la comunidad que debe ser tenida en cuenta a la hora de realizar cualquier intervención.