Blog de la facultad de Ciencias Sociales y Humanas

Filosofía
16 de agosto de 2016

“La cosa se puso seria”: La experiencia de uno de nuestros estudiantes en un foro internacional de filosofía

Por: uecfilosofia

IMG_4814

Juan Sebastián González, uno de nuestros estudiantes, participó este año en el Foro de Estudiantes de Filosofía en Pasto. Aquí relata su experiencia, desde la preparación del texto hasta después de su exposición:

Soy estudiante de doble programa: Sociología y Filosofía son los dos programas de los que felizmente hago parte. Durante el semestre pasado se presentó la oportunidad de enviar una propuesta al Foro de Estudiantes de Filosofía de la Universidad de Nariño – Pasto. Decidí atreverme a participar. El apoyo de los profesores fue fundamental, tanto en lo emocional como en lo académico.

Yo tenía un documento, pero no estaba listo (por lo menos a nivel universitario). Varios profesores, en especial la directora del programa, se tomaron el tiempo de leer mi documento, dándome comentarios y correcciones precisas que me permitieron mejorar mi texto. La ayuda académica era la más obvia que podía recibir, pero el Programa además me motivo a participar en el evento. De manera que suplir tanto el elemento académico como el emocional me llenó de fuerzas para mandar la propuesta. Además de los profesores del Programa de Filosofía, los profesores Fabio Ballén y Steve Macraigne realizaron críticas y comentarios sobre mi presentación que me fueron útiles para mi presentación.

Gratamente, días después recibí el notificado de aceptación, hecho que me llenó de emoción tanto a mí como a mi familia y a aquellos que me habían ayudado. Una vez admitido, la cosa se puso seria. Fuera de la emoción, sobre mí caía un peso de responsabilidad: tenía que exponer un documento propio de tal manera que fuera entendible a un público, un proceso que no es fácil y al que tarde o temprano los investigadores nos tenemos que enfrentar. Esto me obligó a cambiar varias cosas y preparar un discurso que cumpliera con el tiempo dispuesto. Era obligación y voluntad propia el hacer una exposición sobresaliente como ética profesional a la que apenas estoy involucrándome y como respuesta a quienes me ayudaron. Recibí de la Facultad un auxilio financiero que me fue muy útil para lograr llegar a mi destino y exponer.

Hablando de la experiencia en sí, fue una novedad el viaje. Por primera vez me transportaba por el sur del país, lo que me permitió conocer territorios nuevos y ampliar un poco más la dimensión espacial del país; placenteramente tuve la oportunidad de ver paisajes asombrosos e imponentes.

El evento fue muy bueno. Se cumplieron los horarios y considero que hubo grandes presentaciones. Hubo ponencias sobresalientes de estudiantes de otras regiones y hasta países, temas interesantes y exposiciones impresionantes; esto me obligaba a mí a subir la calidad de mi presentación.

Mi exposición tuvo un público pequeño, pero eso me permitió realizar una presentación más acogedora y tener una relación más personal con mis receptores. Una disposición abierta a las críticas, actitud positiva y un lenguaje comprensible fueron aspectos que me facilitaron exponer mis ideas. Sentí que el público estuvo conectado con mi exposición, que motivó muchas inquietudes, tanto así que en los descansos algunas personas se acercaban a preguntarme sobre mi trabajo.

El evento me permitió conocer personas muy inteligentes con experiencia e ideas interesantes, que en charlas amistosas me enseñaron cosas importantes. Por otro lado, conocer una ciudad nueva fue enriquecedor. Pasto es una ciudad muy interesante y los académicos de esa región hacen un trabajo notable.

En conclusión, conocer nuevas personas, probar nueva gastronomía, ver paisajes nuevos y adquirir experiencia en aspectos de mi interés y que fortalecen mi carrera fue lo que me dejó mi presentación en Pasto. Solo ganancias.